Es muy probable que alguna vez hayas hecho este ejercicio y no sepas que es más importante de lo queuno cree, pero a partir de leer esto seguramente lo tengas en cuenta a la hora de decidir que opciones tomar para sacar beneficios saludables de tu rutina.

¿Sabes que es el NEAT?

Es el gasto energético que tiene nuestro cuerpo al realizar cualquier actividad no considerada como ejercicio físico, es decir aquellas que hacemos más allá del gimnasio o el deporte que practicamos y que muchas veces subestimamos, aunque al final del díapuede ser una cantidad de calorías considerables, sobre todo si tomamos las decisiones adecuadas. En la actualidad es un parámetro vital a la hora de mejorar nuestros objetivos.

¿Por qué es tan importante?

Para mantener un estilo de vida activo, porque trabajando correctamente nuestro NEAT podemos subir el porcentaje de gasto calórico diario, proporcionando grandes resultados con pequeños cambios, modificando poco a poco nuestros hábitos cotidianos.

 

Cómo puedes mejorar tu NEAT:

Cambia el ascensor por las escaleras.
Reduce el uso de transporte.
Ve al trabajo caminando.
Si trabajas mucho tiempo sentado, levántate para dar un paseo o realizar unas sentadillas.
Haz retos para subir tus pasos diarios.
Da alrededor de unos 10.000 pasos diarios.

En general, aumenta el tiempo que estamos en movimiento a lo largo del día.

 

¿Cómo controlar mi NEAT?

Las pulseras de actividad son un buen aliado a la hora de saber lo activos o sedentarios que somos, con ellas podemos controlar las horas de movimiento que generamos al día, marcarnos objetivos diarios, mejorar marcas personales, incluso ponernos recordatorios que nos avisen cuando llevamos mucho tiempo en reposo, ésta última es una buena estrategia para no olvidarnos de mantener una actividad constante a lo largo de todo el día.

Autora: Cristina Larrosa